Gritos y Susurros

IMG_1325

(Diedro Gris – Montrebei)

24.04.2018

Deben ser las 7 y los del la furgo de al lado ya empezaron a hacer ruido, hubiese querido dormir media hora más. Él no lo sabe, pero estoy entre nerviosa, ansiosa y emocionada, para él puede ser una vía más, para mí: ¡mis primeros 400 metros!. Me empiezo a alistar y él no tarda en hacerlo, como siempre está listo antes y no alcanzo siquiera a lavarme los dientes. Empezamos a caminar, cada uno con cuerda y el resto del equipo, quizás 8 kilos encima.

El camino no tiene sentido, bajar y bajar, para luego subir y subir, se me hace largo, él va más rápido y pregunta de cuando en cuando si voy bien, quisiera detenerme, este lugar es alucinante, me quita el aliento, iría allí solo por estar, por ser, por respirar, pero no es hora de fotos ni de admirar el paisaje, es hora de ir rápido. Llevamos más de una hora caminando en bajada, ya me duelen las piernas y las rodillas y ahora empieza la subida en medio de infinitas piedras pequeñas que me hacen deslizar, es peor que arenas movedizas, estoy cansada y no hemos empezado, quiero renunciar pero ¿quién se devuelve?, espero que no pase nada, tenemos tiempo suficiente de luz, ya lo ha dicho, puede pasar algo, no quiero pensar en todas las posibilidades. Una cordada se dirige a nuestra vía (no queremos ir detrás de nadie, pero no puedo ir más rápido). Llego y él ya está ahí, tiene todo listo, vamos primero, son dos franceses, me dice que descanse mientras él comienza.

Es hora, no hay vuelta atrás, me siento cansada y hasta ahora vamos a comenzar. Empiezo a escalar y todo desaparece, todos los pensamientos del camino desaparecen, ¿acaso es esto lo que pasa?, lo adictivo, lo que siento, o ¿es el todo? aislarse del universo y del ser, ¿acaso son estos impresionantes lugares, la gente diversa? o ¿es acaso el sentimiento interior de fuerza y poder?.

Los franceses no esperaron mucho y aquí no se pueden compartir reuniones, son precarias e incómodas, se quejan de la reunión, pero estamos en Montrebei, y van a tener que esperar que nos adelantemos un largo. Empezamos a avanzar, y solo puedo pensar en la valentía y el trabajo de los aperturistas, este lugar con paredes majestuosas en medio de la nada, sobrepasa mi consciencia.

Empieza a llegar el sol a la pared, no solo es el calor, significa que mis pies empezarán a doler, ya debimos escalar como 300 metros, vamos, ya casi lo logramos, viene un trayecto que me preocupa, no me quiero caer, voy de segunda, pero la caída no será agradable, vamos con dos cuerdas,  pero debo aguantar, tengo que encontrar la manera de caber en la fisura, no hay mucho para agarrar y todo lo que llevo encima me incomoda, respiro, aguanto más, avanzo lento, aguanto más y voy pasando la fisura, ya lo he hecho antes, ya me he sorprendido de lo que soy capaz, solo un poco más y lo logro, qué alivio.

No soporto mis pies, ya casi llegamos, paso a paso, no pienso en el siguiente largo, solo en el ahora y ¡Llegamos! Qué vista, qué lugar, qué sentimiento. ¿es esto? Son estos momentos en que sabemos que habrá otra vez, otro día que pese a las caminatas infinitas, pese a las heridas, pese a nuestra falta de fuerza mental, llegar aquí y lograrlo, llegar a aquí, respirar y admirar esto, es tan único que me inunda una felicidad, y me siento orgullosa, de cada paso que supero, de cada cosa que aprendo, de cada día con más paciencia, tolerancia y humildad, cada día que guardo silencio, cada sonrisa y cada lágrima, cada persona que conozco y cada persona que siento en la distancia, te pienso, cada día te pienso, te llevo en mi, mami linda, cada paso te lo debo a ti, cada vez que quiero renunciar y escucho tu voz diciendo que no puedo, que solo hay una opción y es seguir, cada día que me libero y soy más feliz. Cada día donde la presión social me importa menos, no tengo nada por demostrar, no tengo a nadie para seguir, solo sentir y fluir, hay momentos, palabras y situaciones que cuestiono, aún juzgo, aún hablo demás, aún hay tanto por aprender, por vivir. Solo faltan 3 horas más de camino sin agua, solo hay que seguir.

Gracias universo, gracias Edú.

¡Es maravilloso estar aquí!

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Marcela dice:

    Me gusta!

    Le gusta a 1 persona

  2. Por favor sigue viviendo y escribiendo 😀

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s